Dificultades en la Docencia

Dificultades y Soluciones en la Docencia

“Mis alumnos no me pescan.”… “En mi época, jamás le faltábamos el respeto al profesor.” Son frases comunes hoy en día entre los educadores de todos los ámbitos, sea privado, público, primario, secundario o universitario. Y lo que estas frases relatan es muy verdadero.

Hoy en día para mantener interesado y concentrado a un alumno, la tarea del educador es diferente que “antiguamente”. Y también es verdad que los niños y jóvenes de hoy no le tienen el mismo miedo y/o respeto a sus profesores.

Hay veces que son temas relacionados los de la falta de atención/concentración con los de falta de respeto. En otras ocasiones son temas aparte. Hay veces que el alumno, por no tenerle respeto al educador, también no le presta atención. Pero hay veces que el respeto está pero la atención y concentración no lo está.

Tomemos primero la primera frase… “mis alumnos no me pescan.” A pesar de que es interpretable en muchas maneras, yo consideraré que significa que el educador considera que los alumnos no le prestan atención en clase y no siguen sus instrucciones. También sé que jamás esto representa a una clase entera pero sí a algunos o hasta varios individuos dentro de la clase.

Los jóvenes de hoy, por motivos culturales globales y locales, se sienten cada vez más como un ser con derechos y, con discernimiento y capacidad de decisión. Esto se lo fomentamos los adultos pensando y diciendo cosas como: “Los niños son el futuro”, “Los niños son lo más importante”, “Los niños tienen derecho de ser felices”, etc…

Cuando alguien se siente con criterio y derecho para decidir… lo hace. Con frecuencia los jóvenes deciden que: “El profe es fome”, “La clase es fome”, “La materia es inútil”, etc. Y siendo que se les ha inculcado tan profundamente el derecho a sentirse bien… rechazan todo lo que es “fome” o “inútil” según su criterio.

El problema es que a mediano y largo plazo la ignorancia no facilita ni alegra la vida… más bien tiende a dificultarla.

Dado que los jóvenes de hoy “exigen” que los entretengan… un “Profe fome” tiene muy pocas posibilidades de enseñar hoy en día.

Un educador puede argumentar que los jóvenes debieran responsabilizarse más por su propia educación… estoy de acuerdo pero la realidad es que tienen poca percepción del mediano y largo plazo y mucha percepción de sus sentimientos y deseos inmediatos. Negarse que, actualmente la mayoría de los jóvenes están en “esta parada”, es garantizarse tropiezos con ellos.

Por lo tanto, le cabe al educador que genuinamente quiere educar/enseñar, tornarse a sí y su materia en algo atractivo/entretenido/útil para sus alumnos. Esto no significa tornarse payaso para entretener ni vestirse mejor para ser atractivo. Esto significa encontrar maneras de despertar curiosidad y por ende la atención. Esto significa poder demostrar la validez o utilidad de lo que se enseña… pero para el mundo de ellos. Usar ejemplos de la “vida real” tiende a funcionar.

Esto implica conocer a sus alumnos y entender que es lo que los motiva como personas. Si uno entiende que es lo que motiva a alguien, uno puede inventar ejemplos, ejercicios, juegos, discursos que realmente estimulen a esa persona. No se puede dejar a todos felices siempre… pero cuanto más se logra mejor. Y si además el educador logra estimular positivamente al líder o líderes de la clase… tendrá entonces a toda la clase. Para esto el educador debe tornarse el líder de su clase… no sólo el jerárquicamente superior y con derecho institucional al mando sino que además, Líder. Si eres el líder del líder… eres el líder de todos.

La pregunta… “¿Qué es exactamente un líder?”… Yo me quedaré con la respuesta de uno de mis profesores de PNL, Robert Dilts. Él dijo “Un líder es alguien que crea un mundo al cual personas quieren pertenecer.”         Si quieres que te pesquen… ofréceles un mundo al cual quieran pertenecer.

Ofrece un mundo que les ayuda a sentirse capaces, poderosos y optimistas… ofrece un mundo que les ayudará a sentirse bien hoy y mañana. Si la materia que enseñas, lo les interesa en sí… que la usen como ejercicio cerebral para que tengan un cerebro cada vez más “fuerte” y capaz de hacer lo que ellos quieren que haga. Si hay que darles tarea… y no les interesa la materia… conéctalos con lo rico que se siente de ya haberla hecho y estar libre. Si no les gusta la materia y la encuentran inútil… ayúdalos a darse cuenta que igual es más cómodo estar en clase sabiendo la materia que sintiéndose perdido… siempre se siente mejor entender que estar perdido.

Hay muchas maneras de ayudar a personas motivarse y prestar atención. Uno, como educador, tiene que lograr ser más interesante que los pensamientos que el alumno puede estar teniendo. Entre un “profe. fome” y un pensamiento/recuerdo/fantasía entretenida… ¿dónde crees que se le irá la atención al alumno?

En relación al respeto… hoy en día los jóvenes no logran respetar u obedecer fácilmente a quien no les muestra respeto a ellos. No aceptan lo que consideran arbitrariedades, injusticias o “explicaciones estúpidas”. Con frecuencia están equivocados en su apreciación de los dichos y hechos y hay veces que tienen toda la razón. Poder admitir un error ayuda a ser respetado.

Para ser respetado hay que ser respetable. Uno debe considerar que para alguien adherirse a algo, debe estar convencido de aquello. Cuando alguien hace algo por obligación, rara vez da lo mejor de sí. Nadie quiere dar su brazo a torcer… por lo tanto la tarea del educador es convencer. Para convencer, nuevamente es importante entender al alumno. Si uno para convencer usa los argumentos que le dieron a uno… no necesariamente estos van a convencer a otro. Especialmente si uno tiene una buena diferencia de edad con sus alumnos, lo más probable es que los argumentos que a ti te convencieron en tu juventud ya no sirvan para la juventud de hoy.

Para convencer a las personas, se requiere explicar de la forma que ellos mejor reciben y entienden y no necesariamente de la manera que a mí me sale más fácil decirlo o como yo mejor lo entendería. Cada persona es diferente que cada otra en términos del pasado que tiene y cuáles son sus experiencias de vida. Es por esto que lo que convence a uno no convence a otro y, lo que convence a otro no necesariamente convence a uno.      

La idea no es mentir para convencer sino más bien combinar los hechos con una estructura de comunicación que active receptividad en el interlocutor y le facilite la comprensión de lo comunicado.

Si uno se da el trabajo inicial de establecer una buena relación con los alumnos… si uno se da el tiempo para conocerlos e ir probando que tipo de actividades y argumentos los estimulan mejor y más… el “resto del año” funciona mucho mejor. Esto permitirá que uno, como docente, pueda decir de forma honesta… “Mis cabros son estupendos”, “Los alumnos de hoy tienen una capacidad y velocidad de asimilación increíble”, “Ellos hacen que esta pega valga la pena”, “¡Es precioso ver cuando algo les hace click!

Mucho de lo que digo es fácil decir y sinceramente, no tan fácil de ejecutar. Pero si empiezas y lo practicas, lo llegarás a dominar. Tu sabes esto… ¡eres docente!

De cualquier forma, puede ser útil participar de talleres de comunicación o desarrollo personal para poder tener ideas y/o resolver algunas trancas que puedan limitar tu posibilidad de tornarte líder de tus alumnos. Otro profesor mío me dijo… “Si no estás aprendiendo de tus alumnos, es dudoso que les estés enseñándoles algo.”

Si quieres enseñar… ponte a aprender… cuando aprendas lo que te falta, todo se tornará más fácil y entretenido.

Es importante recordar que con frecuencia, cuando no nos gusta algo, es más porque no nos gusta nuestra falta de dominio sobre aquello más que aquello en sí. La mayoría de la gente que no le gusta futbol no lo juega bien… como no lo juegan bien… les es incómodo… como les es incómodo… no lo practican… como no lo practican… no mejoran… como no lo dominan… no lo disfrutan y etc.

La mejor manera de evitar la sensación de fracaso no es evitando un tema sino que dominándolo.

El éxito es la mejor manera de evitar fracaso y el éxito se logra practicando.

Alan Frenk Lamm 

Fundador de la SCPNL.

💬 Alguna consulta?